4 de abril de 2016





Siempre he admirado la velocidad del tren. La seguridad que le aporta saber cuál es su camino. Siempre siguiendo sus vías... Conociendo y siguiendo su destino. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario