4 de abril de 2016




Que me acompañes en las frías noches de invierno y me calientes los pies. Deshacerme de tu nocturno abrazo en las calurosas mañanas de verano y sonreír al oírte refunfuñar. Que me obligues a acostarme cuando me duerma en el sofá y que discutamos largo y tendido sobre quién de los dos quiere más. Eso es lo que quiero para siempre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario