19 de agosto de 2012

Llegó como un signo de mal augurio.



Sin temor dejé que se uniera a mi...

No hay comentarios:

Publicar un comentario