11 de abril de 2012

Y sigue el frío ocupando mi cama. Ignorando el odio que contra el arrojo. Se acurruca a mi lado para perder su esencia y fundirse en mi. Herido cree que mi hielo interior evitará que se derrita...

No hay comentarios:

Publicar un comentario