14 de diciembre de 2011







Quiero volver a soñar con cada uno de tus locos besos.
Quiero regresar a ese mar y la locura que es tu figura.
Deseo en ese lago nadar por siempre. Necesito ahogarme y no morir, en ti.
Porque las lágrimas que has derramado, ese océano que  has logrado no puede sino ser usado por mi, culpable de tu pena.
Dile a tu alegría que se vaya. Aquí regresa tu dueña. Dueña de tu pena y tu agonía. Tu propia alma que te atormenta por tanto daño que has causado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario