26 de septiembre de 2011

.


Voy a dedicarle al mundo cada uno de mis fracasos. Voy a dedicárselos y voy a agradecérselos porque de ellos he salido airosa. 
Voy a dedicarle a esas personas que algún día me han hecho daño, cada una de mis lágrimas, porque ellas son lo más puro que tengo, eso que sale de mi alma y me recuerda quién soy.
Le agradaceré a esas personas que me hayan lastimado porque si no hubiese conocido el dolor, la falsedad, la desconfianza... jamás valoraría a las buenas personas que me rodean para sanar mis heridas.
Quiero homenajear especialmente a esas personas que jamás creyeron en mi, que pensaron que nunca podría cumplir mis sueños e incluso se alegraron de mis tropiezos pues sin su aportación creo que jamás habría encontrado la fuerza para seguir luchando.
A todos vosotros gracias porque hoy me siento fuerte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario