26 de septiembre de 2011

.


Voy a dedicarle al mundo cada uno de mis fracasos. Voy a dedicárselos y voy a agradecérselos porque de ellos he salido airosa. 
Voy a dedicarle a esas personas que algún día me han hecho daño, cada una de mis lágrimas, porque ellas son lo más puro que tengo, eso que sale de mi alma y me recuerda quién soy.
Le agradaceré a esas personas que me hayan lastimado porque si no hubiese conocido el dolor, la falsedad, la desconfianza... jamás valoraría a las buenas personas que me rodean para sanar mis heridas.
Quiero homenajear especialmente a esas personas que jamás creyeron en mi, que pensaron que nunca podría cumplir mis sueños e incluso se alegraron de mis tropiezos pues sin su aportación creo que jamás habría encontrado la fuerza para seguir luchando.
A todos vosotros gracias porque hoy me siento fuerte.



22 de septiembre de 2011


No descansa ni en los días de tormenta. En esos días en los que temes hasta respirar por si sale un vaho frío de tu boca que incite al mal a acecharte.
Se lo agradeces, la soledad te atormenta tanto como la propia muerte mas te preguntas si de verdad será bueno tenerlo a tu lado.
En ocasiones te daña.
Sabes que no es su intención pero te lastima con fuerza.
Es normal que sientas que no lo necesitas, dicen que las cosas solamente se valoran cuando se pierden y tú jamás lo has perdido.
Míralo, a tu lado como siempre ha estado, sin dejarte espacio para ti. Ocupa tu cama y tu vida. Cree que no podrás vivir sin él.
Te observa en la distancia y te evalúa. Se aproxima a ti cuando crees que se ha marchado.
Poco a poco te ha ido inundando. Primero de a poquito, sentándose simplemente a tu lado. Ahora ya forma parte de ti.






Ese miedo que te arropa cada noche, será con quien te despiertes cada mañana.










He empezado a colaborar con el blog perezadesvelo.blogspot.com/ acompañando con mis textos las preciosas fotografías de esta gran fotógrafa. =)

17 de septiembre de 2011





En ocasiones, las cosas simplemente se complican. Cuando esto ocurre, nuestro cerebro tiende a recurrir a la autodestrucción pues cree que no hay solución posible. Quizás, sólo quizás, sea verdad que no existe nada en el mundo capaz de solucionar el problema esta vez pero solamente si nos dejamos llevar sabremos hasta que punto hemos tocado fondo.
Y mientras lo averiguamos, no existe nada mejor que una rutina alocada en la que cualquier cosa tonta nos haga esbozar una sonrisa.
Tal vez pasado un tiempo olvidemos el problema y sea esa la única forma de acabar con el.

5 de septiembre de 2011

Se aproxima a pasos de gigantes. No se rendirá jamás.


Nunca viene sola.


Me abraza con todas sus fuerzas. No me dejará escapar...
La soledad regresa y apresa mi frágil corazón.