5 de junio de 2011







Y puedo jurar, que nadie más hará, los juegos que inventamos a la par, comernos los labios hasta sangrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario