28 de junio de 2011

Viene y va, con aires de superioridad, sabiéndose deseada y especial...






La felicidad sabe cuánto la necesitamos y se hace de rogar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario