28 de junio de 2011

Viene y va, con aires de superioridad, sabiéndose deseada y especial...






La felicidad sabe cuánto la necesitamos y se hace de rogar.

20 de junio de 2011

COMO AGUA PARA CHOCOLATE

"Mi abuela tenía una teoría muy interesante, decía que si bien todos nacemos con una caja de cerillos en nuestro interior, no los podemos encender solos, necesitamos, como en el experimento, oxígeno y la ayuda de una vela. Sólo que en este caso el oxígeno tiene que provenir, por ejemplo, del aliento de la persona amada; la vela puede ser cualquier tipo de alimento, música, caricia, palabra o sonido que haga disparar el detonador y así encender uno de los cerillos. Por un momento nos sentiremos deslumbrados por una intensa emoción. Se producirá en nuestro interior un agradable calor que irá desapareciendo poco a poco conforme el tiempo, hasta que venga una nueva explosión a reavivarlo. Cada persona tiene que descubrir cuáles son sus detonadores para poder vivir, pues la combustión que se produce al encenderse uno de ellos es lo que nutre de energía al alma. En otras palabras, esta combustión es su alimento.
Si uno no descubre a tiempo cuáles son sus propios detonadores, la caja de cerillos se humedece y ya nunca podremos encender un solo fósforo.
Si eso llega a pasar el alma huye de nuestro cuerpo, camina errante por las tinieblas más profundas tratando vanamente de encontrar alimento por sí misma, ignorante de que solo el cuerpo que ha dejado inerme, lleno de frío, es lo único que podría dárselo."


 Laura Esquivel

18 de junio de 2011

Tengo instalada en mi pecho una pena que no reconozco mía.
No puedo decir que me sorprenda pues no es la primera vez que esto me sucede.
Simplemente se instala ahí, sin pedir perdón ni permiso y sabe Dios cuanto durará en mi.
Tal como viene desaparece, sin explicaciones ni razones...
Oprime mi pecho y me impide respirar, con ello mi corazón se paraliza y al no llegarle la suficiente sangre, el cerebro no puede pensar.
Las lágrimas confundidas creen que deben salir mas no pueden ya que los ojos saben que no deben mostrar esa pena desconocida.


15 de junio de 2011

" El corazón le golpeaba las costillas como un pájaro desesperado; quizá intuyera que se agotaba el tiempo y estuviera decidido a dar todos los latidos que le quedaban antes del final."
Lo que no morirá nunca será mi pasión por ti pues me has hecho reír y llorar. Me has hecho viajar a lugares insólitos y me los has regalado para mi, para que yo puediera ir a ellos cuando mi cama no me invitaba al sueño. No dejaré que nada nos separe nunca porque te amo. Desde que conocí tus encantos soy presa de ti. Da igual desde que manos me llames, sabes que siempre acudiré.
Me dejaré caer sobre tus brazos de nuevo una y mil veces más, para ser tuya.
Y si de algo tengo que avergonzarme y arrepentirme es de no tener tiempo para dejarme poseer del otro modo, de no entregarme plenamente dejándote, como antes hacía, que fluyas por mi para expulsarte después...








Volar no es complicado, lo complicado es despegar, lo complicado es sacar las alas, lo complicado es confiar, lo complicado es arriesgarse...]

5 de junio de 2011







Y puedo jurar, que nadie más hará, los juegos que inventamos a la par, comernos los labios hasta sangrar.

1 de junio de 2011

Sabes que sólo así podrás expulsar el torbellino de vibraciones que recorren tu cuerpo y tu mente. Dejas que tus manos sean ese hombro que desde hace tiempo necesitas y las dotas de nuevo de ese protagonismo en tu vida que les pertenece y que hace tiempo no les das.

Haces un balance, ahora que tus pies de nuevo toman tierra, y notas cuan cansada ha quedado tu alma... y como siempre, pese a todo lo malo que has sufrido y observado, puedes decir que has aprendido y que algo bueno has sacado de todo ello... y ese algo son: Ellos, esos que evitaban que las lágrimas cayeran al frío suelo, esos que tendieron su mano cuando la tuya temblaba tanto, esos que con sus cuerpos vistieron tu pena, esos que sonrieron ante ti para recordarte como se hace...





Así y a todo, la pena sigue viva en ti, alimentándose de tu ser y consumiendo todo cuanto a su paso encuentra.... Lo único que no conseguirá obtener, son tus recuerdos...


Me he escondido en esta pequeña burbuja. Me he mentido y la pena ha sido menor. Hoy, después de años de tu partida siento tu ausencia, hoy me doy cuenta de que ya no estás.
Mis ojos una vez más de lágrimas se llenan. No olvidaré jamás los recuerdos que a ti me unen. No olvidaré el sonido de tu voz, ni olvidaré tu forma de hablar. Prometo recordarte como lo que has sido, un hombre bueno y cariñoso que quería a los suyos y se dejaba querer.