21 de mayo de 2011

Yo quería ser PERFECTA.
Completa por dentro y bonita por fuera.
Tener las piernas largas y el cabello brillante.
Grandes ojos verdes enmarcados por unas espesas pestañas...
Bonita voz cantarina, grandes dotes interpretativas.
Capacidad de amar y ser amada.
Sueños y logros cumplidos tras mi camino.
Grandes caminos por descubrir...
Deseaba ser lista. Y deseaba poder demostrarlo...
Hace años comprendí que la perfección no existe, pero me consolé con poseer al menos uno de los atributos que tanto deseaba.
Tras comprender que ni ese atributo poseo, ¿con qué me consolaré?

No hay comentarios:

Publicar un comentario