23 de abril de 2011


Y me dispuse a expulsar, todo lo que quedaba dentro. A sacar malos recuerdos. A cambiarlos por vacíos sin lamentos. Me dispuse a combatir el frío con un mal abrigo...
 
Y quise dejar a un lado las malas dudas, esas que tienen dolorosas respuestas y en busca de evadirlas no se responden...
 
Y empecé una nueva vida... 

Me despojé de todo cuanto debía y guardé fuera de mi los buenos momentos y los buenos sentimientos, lejos,  para que no influyan para nada en mi nueva vida y para no caer en la melancolía...


Me llamaron loca, "lo sé, y es que sólo las cuerdas se atan".

No hay comentarios:

Publicar un comentario