20 de abril de 2011


Dime cuántas, cuántas veces has sentido ese dolor en tu corazón. Cuántas lágrimas has derramado por un simple falso amor.
Abrazado, has sin duda, tu cuerpo en medio de la desolación.
Intentando darte , al menos, un poquito de ese , que ya no tienes,calor.
Buscas en ti, lo que otros no supieron darte...
Y descubres que ni tu misma puedes ayudarte...
culpable de nuevo y para siempre, sólo tu.
Has fallado, te has dañado...
Y lo peor es que no logras aprender...


 

Vuelves a soñar, vuelves de nuevo a caer en tu maravilloso sueño. Ese que te aparta de tu cruda realidad, ese que en busca de ayuda buscas y más que ayudarte te hundes con el...
Sueñas con eso que crees merecer, con eso que jamás has tenido y más que nada tu deseas...
sueñas y no vives. Porque el tiempo que pasas soñando es tiempo que pierdes de búsqueda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario