11 de abril de 2011






Dile... que ya no tengo tiempo para el. Que no siento no tenerlo, que no quiero más perderlo. Dile... que me encuentro entre la pasión y el desenfreno, que aunque quiera remediarlo, no lo intento ni lo pretendo. Dile que te pedí que le dijeras que aunque no pueda verlo seguiré pensando en el. Pero dile también que ya no lo temo y que a penas lo estrañaré. Hazle saber al olvido que algún día volveré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario